El cerebro humano, con apenas kilo y medio de peso y una consistencia como la de un aguacate maduro, es el procesador de lenguaje más impresionante que se conoce. Pero no es infalible, ni mucho menos. Digamos que tiene sus vicios o peculiaridades, como no podía ser de otra forma después de una evolución ciega […]




Leer +