¿Qué pasa con la financiación? ¿Por qué no encontramos lo que buscamos?

Cualquiera que haya tenido una idea empresarial se ha dado cuenta de que lo primero que necesita es dinero. En realidad, seguramente uno necesita más tiempo que dinero, pero como el tiempo no se puede generar y uno necesita «gastar» todos los días, al final resulta que uno lo que acaba necesitando es dinero…

¿Y de dónde sacar el dinero? El primero debe ser tuyo, si no pones el tuyo nadie más va a invertir en el proyecto, y si no tienes dinero, lo primero que tienes que conseguir es que alguien muy cercano a ti y que confíe ciegamente en tu proyecto lo ponga, ya sea uno o varios.

Creo que no hay ninguna entidad, organización, gobierno ni similar que ponga o preste dinero para iniciar un proyecto, por muy innovador que sea, sin que el promotor ponga o garantice con sus bienes una buena parte, así que, compañeros, si no tenéis ese dinero, dejad de pensar en desarrollar las ideas y ocupaos de buscar fondos.

Lo curioso es que uno piensa que en un momento determinado y como por arte de magia, esa situación se acabará, es decir, que la propia dinámica del proyecto hará que cambien las cosas, que por fin los bancos/instituciones/organismos/gobiernos dejarán de penser así, verán los resultados de vuestro trabajo y dirán, sí, confiamos en vuestra capacidad…

Pues bien esa capacidad tiene que seguir estando avalada con bienes o con resultados.

Si vuestra idea ya genera ingresos (al menos los suficientes para pagar los gastos), puede que consigáis algo, pero claro, entonces ya no estamos hablando de financiar la innovación sino de financiar el crecimiento normal de un negocio…

Se habla de las rondas de financiación de las start-up y todo el mundo parece estar encantado conociendo esos términos, ¿estáis en primera o en segunda ronda?, y todo está muy organizadito, pero yo no termino de entenderlo, o de entender que se pueda cuadricular tanto la situación de una empresa innovadora en formación.

Parece ser que para el primer grupo o fase, los intervinientes son los llamados business angels. ¿Con ese nombre quién no querría ser uno de ellos? En vez de «prestamistas» o «banqueros» tienen un nombre evocador ;-). Los siguientes son los venture capitalist, algo así como las empresas de capital riesgo…

En ambos casos son colectivos que invierten en empresas de alto riesgo y alto beneficio. Los ángeles de los negocios son capaces, en teoría, de asumir más riesgo, y por tanto buscan más beneficio. Sus inversiones oscilan habitualmente entre los 25.000 euros y los 250.000 euros. Se busca intervenir en la empresa o participar en la misma durante un plazo entre 2-5 años con un retorno que multiplique por algún factor superior a 2, es decir más del 100% de rentabilidad.

Para mí, el problema está en que en estos niveles y por lo menos a lo que nostros nos concierne, los business angels están guiados/dirigidos/controlados hoy en día por expertos en aspectos financieros, por lo que tienen poca idea del espíritu de los proyectos y mucha de aspectos económicos. De alguna manera (y explicándolo de un modo cómico), si tu vas a un business angel y le comentas un proyecto que va a permitir ir a la luna andando, no te va a decir que te vuelvas por donde has venido, sino que te va a pedir un plan de negocio del asunto.

A nosotros nos pasa un poco eso. Nuestro proyecto es muy ambicioso, un buscador de tercera generación (o de la generación actual + 1), y en vez de analizar si seremos capaces de hacerlo (que debería ser la clave del proyecto, sea cual sea la respuesta) nos piden con machacona insistencia el plan de negocio. ¿Y por qué no lo hacéis? se preguntarán algunos, pues porque estamos ocupados en mil cosas que nos parecen más importantes y más urgentes, y porque, por mucho que tengamos un plan de negocio, después de mirar los números lo que se preguntarán será: ¿serán capaces de hacer esto? 😉

En fin, ánimo a todos los que andéis en estas cuestiones, hemos escrito una entrada con diferentes lugares donde encontrar información sobre fuentes de financiación para empresas innovadoras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.