Propuestas concretas para hacerte dueño de un Molino… de ideas.

En vista de la que está cayendo, de sol, en el solsticio de verano, del #15m que nos anima a participar y de los llamados “mercados” financieros, hemos decidido explorar las posibilidades de las sociedades mercantiles, [para las que está montado este mundo económico], y adaptarlas al nuevo espíritu participativo.

Tradicionalmente era difícil ser propietario de una empresa que no cotice en bolsa. La participación accioniarial en una empresa que cotiza en bolsa por un particular es tan pequeña que sólo se realiza en función de la rentabilidad económica que uno espera, ya que el poder de decisión o participación en la misma es prácticamente nulo.

Comprar acciones de una empresa como el Banco de Santander, aparte de los rendimientos económicos (dividendos y subidas y bajadas) sólo da para esto.

Pero participar en un proyecto puede ofrecer otras recompensas, aparte de la compensación económica que uno espera, como puede ser trabajar o colaborar en algo que es de uno, (aunque sea un poquito), o hacer que un proyecto que a uno le interese pueda tener viabilidad.

Imagen de Yiying Lu

Esa es esencialmente nuestra propuesta, que te hagas dueño del Molino de Ideas SA, que tengas acciones del Molino de ideas, y te ofrecemos tres modos de hacerlo:

  1. Aportar dinero. Planteamos una ampliación de capital de 200.000 Euros, que suponen un 10% del valor del Molino de Ideas en participaciones mínimas de 16,67 euros (12.000 Participaciones). Así de fácil. Por 16,67 Euros de vellón puedes ser parte de esta locura…¿te seduce la idea?
  2. Responder a una necesidad del Molino. Cuando necesitemos algo vamos a ponerlo en nuestro «mercado molinero» y si a alguien le interesa realizarlo se lo pagamos con acciones del Molino. Nos pondremos de acuerdo en el trabajo y en el precio, y le transferiremos las acciones. Necesitamos ya, a falta de concretarlo, grabar/editar vídeos, desarrollar un juego colectivo, trabajar en materiales ELE que tengan que ver con el conjugador, construir una sala prefabricada en nuestro patio, difusión en prensa…
  3. Tener un «producto» ya sea una web, unos materiales, un directorio, un libro, que tenga material que tenga que ver con el Molino. Ya sabéis que el Molino se dedica al español y a la lengua en general. Si nos interesa y aporta al proyecto global os haremos una oferta en acciones del Molino, que podrá constar de un precio de compra, más un coste de mantenimiento mensual, y a por ello. Así podremos acabar dando más valor a los pequeños recursos gracias a la ley de Metcalfe (el valor de una red es proporcional al cuadrado de los nodos), y sumar los esfuerzos de todos creando un ecosistema de recursos.
Nuestra valoración actual del Molino de ideas es de 2.000.000 Euros. Los que estamos aquí día a día la valoramos en mucho más, pero entendemos que es mejor poner los pies en el suelo y quedarnos cortos, ya que nos interesa que podáis participar y ver como vamos creciendo todos juntos.

Para nosotros vale mucho más, ya que nos sentimos capaces de aportar mejoras sustanciales en el campo de las búsquedas en internet, las traducciones automáticas y mil cosas más que tienen que ver con el lenguaje.

¿Cuánto puede valer mejorar las búsquedas de Google, aunque sea un 10%? ¿Cuánto vale hacer un buen sistema de traducciones automáticas?

Vamos a contestar algunas de las preguntas que suponemos que os surgirán, pero vosotros sois los más indicados para hacerlas, así que hacedlas aquí y las trataremos de contestar en un documento general.

Mientras aparecen las preguntas y respuestas, te puedes ir preguntando, ¿Por qué no comprar un Molino? 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.