El Molino’s way (I) Las causas

Ha llegado el momento de soñar. Ha llegado el momento de poner en práctica todo aquello que uno piensa un día sí y otro también sobre cómo debería ser el mundo y en particular sobre como deberían ser las empresas.

Como Al Pacino en Carlitos’s Way, una película que no he visto pero cuyo título me llamó la atención desde el principio, vamos a empezar una nueva vida.

Afortunadamente, no hemos tenido que pasar ni un día en la cárcel para hacer examen de conciencia y determinar que era el momento de cambiar, simplemente hemos sido una empresa modélica, como las quiere el sistema, que no moleste, que no cambie el mundo y que acepte lo que El Sistema le ofrece.

Nos hemos cansado de esperar, nos hemos cansado de emplear el 80% del tiempo en buscar financiación, en presentar papeles de todos los colores, en hablar de nuestros proyectos, en escuchar las grandes motivaciones de los diversos organismos para la innovación y el bienestar de los ciudadanos, y que al final la pregunta sea la de siempre: ¿y qué bienes tiene para garantizar todo esto?

Y además, y lo que es peor, ofreciendo garantías con bienes inmobiliarios, que hace unos años servían para garantizar préstamos por encima de su valor y que ahora no sirven ni para garantizar préstamos al 50% de su valor… Hace tres meses empezamos con una entidad que ofrecía financiarnos el 80% del valor del inmueble (dos meses después y 300 euros de tasación mediante, dijo que de lo dicho nada), seguida de otra que hace un mes ofreció el 65% (un mes después y 300 euros de tasación mediante, me comunican que de lo dicho nada, con un escueto «Sentimos comunicarle que una vez analizado su expediente, no es posible atender a su solicitud de hipoteca XXXXXXX al no ajustarse a los criterios del Departamento de Crédito», seguro que Ignacio y Susana, los firmantes del documento, lo sienten de verdad) y ahora nos están ofreciendo el 50% del valor de tasación actualizado…

El dinero… ¿para qué sirve el dinero? según la wikipedia Dinero (del latín denarius, una moneda romana) es todo medio de intercambio común generalmente aceptado por una  sociedad, que es usado para el pago de bienes, mercancías, servicios, y cualquier tipo de obligaciones (deudas).

La definición es perfecta…(para lo que debería ser, supongo), …el problema es que el dinero ha dejado de ser un medio para convertirse en un fin, el dinero genera dinero, se dice, y en los últimos años resulta cada vez más cierto.

Hace años, el dinero generaba dinero, ya que era, y lo sigue siendo, un ingrediente básico para crear un negocio, ya sea una fábrica, que requiere una gran inversión en activos y un largo tiempo de maduración para recuperar y aumentar lo invertido (es decir generar dinero), o una intermediación, que normalmente requiere menos tiempo y menos inversión para comprar barato y vender caro…

Hasta ahí, el dinero sigue siendo un medio…

A lo largo de la historia, el ser humano ha ido inventando modos de ganar dinero, y en los últimos años ha convertido el dinero en un fin, en vez de un medio. Hoy en día se puede usar el dinero para apostar, de hecho se puede ganar dinero apostando a que los demás van a perder dinero, curioso sistema que permite a las grandes fortunas atacar y destrozar un país sobre el que se ha apostado previamente que caerá… Una vez recuperado el dinero de la apuesta y sus beneficios, se deja el país en paz y se va a por otro…

¿Tiene esto sentido? Para mí ninguno, pero tampoco es lo que nos ocupa en este post, lo que nos ocupa más directamente es que no tiene sentido que se permita crear una fábrica de hacer dinero, una entidad que necesita para funcionar y como única materia prima… ¡dinero!

¿Y por qué no tiene sentido?… Veámoslo con un ejemplo: imaginemos que existe una sociedad que se basa en el trueque y en la que alguien con buen criterio decide que habría que inventar algo que permita ampliar las posibilidades de intercambio. Ahora los intercambios les son muy costosos, ya que cada habitante necesita encontrar una persona que necesite lo que él tiene y que tenga lo que él necesita, y que además ambas cosas tengan un valor equivalente.

Así que nuestro inventor tiene que buscar algo que permita realizar esos intercambios. Debería encontrar algo con las siguientes características:

  • Que no valga para nada (curiosa condición)
  • Que no se pueda encontrar en el mundo de una manera sencilla y con poco coste (tendríamos la fábrica de dinero, un negocio de enorme interés para el que lo tiene pero que perjudica enormemente a los demás, el dinero en sí no se come…)
  • Que se conserve sin problema a lo largo del tiempo
  • …[otros factores que por el momento no nos interesan]
Supongamos que nuestro inventor encuentra un material, que podemos llamar la «esmía», que sólo existe en un lugar de su mundo, en una cantidad determinada y fija, que tarda miles de años en producirse y que no tiene ninguna utilidad práctica, es decir, no sirve para nada…
Así que el gobierno toma posesión de la esmía, la divide en pequeños trozos de diferentes tamaños y la reparte entre los ciudadanos. Para ello puede utilizar cualquier método, puede dividirla entre ellos equitativamente o pagar por los servicios que presten a la comunidad.
Al principio todo va bien, y a la larga todo puede seguir bien, pero el sistema tiene dos enormes debilidades.
Supongamos que un extranjero pasa por allí y se da cuenta de que en su ciudad hay un enorme depósito de esmía que como material inútil que es, nadie quiere… Sobran los detalles de lo que podría pasar en este caso…
Supongamos que alguien le encuentra un uso a la esmía, que la esmía se convierte en la base fundamental de un componente que permite alargar la vida de las personas, el «vivomás». ¿Se seguiría usando esmía para comprar pepinos? ¿O se usaría para vivomás? De repente los hacendosos habitantes del país empezarían a sufrir la escasez de dinero, produciéndose primero un descenso de los precios (todo el mundo querría hacerse con esmías) y después dejando de haber dinero en circulación, paralizándose la economía… ¿El motivo? La falta de liquidez ¿La solución? Inyectar liquidez…
Pues nosotros nos encontramos en una situación semejante, no hay dinero (o hay poco dinero) circulando porque curiosamente, el dinero, posiblemente el nuestro, se está utilizando para especular, probablemente contra nosotros mismos, o contra nuestro propio país.
PD: Puedo prometer que escribimos la entrada antes de que saliese esta noticia en La información, Reino Unido subirá los impuestos a los bancos si no prestan a las pymes

4 ideas sobre “El Molino’s way (I) Las causas

  1. Toni A. dice:

    ¿Habéis buscado financiación en Triodos?

    En cualquier caso, quizá os interese este artículo sobre banca ética: http://www.laopinioncoruna.es/economia/2011/06/21/joan-antoni-mele-alternativa-crisis-sociedad-permita-mercados-decidan/507360.html

    Puede que sea todo falacia o que simplemente no sea tan bonito como parece, pero es una opción.

    Por cierto, muy buenas estas últimas entradas de análisis económico.

    Un saludo

  2. ebaste dice:

    Pues algún molinero es cliente de Triodos, y los conocemos, pero no se nos había ocurrido intentarlo. Vamos a enterarnos.
    Gracias por el comentario, ¡nosotros también te seguimos!
    Saludos

    Eduardo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.