Ajos voladores en la huerta molinera

Otra de las ideas verdes molineras ha sido la creación (o intento) de un pequeño huerto en la terraza. La primera siembra de ajos y cebollas no resultó tan exuberante como esperábamos, aunque la segunda de tomates, melones, aguacates y albahaca va mucho mejor encaminada.

De la primera plantación han sobrevivido unos cuentos ajos que nos tienen muy intrigados. Hace unas semanas los ajos supervivientes empezaron a echar un bulbo en la parte final del tallo, bulbo que terminó por convertirse en un pequeño ajo. No acabábamos de entender la aparición de estos ajos voladores (esperábamos que los ajos nuevos nacieran de la base del tallo, no de la parte aérea), pero ayer por la mañana descubrimos que de dos de los tres AVNIS (Ajos Volantes No Identificados) salían unos ramilletes de brotes, como si fueran a florecer. La verdad es que la única noticia que tenemos sobre las flores de ajo viene de la novela Drácula, así que no sabemos muy bien qué esperar de estos brotes, si saldrán flores o aliens.

Los ajos voladores del Molino

Esperamos salir de dudas en unos días. Si algún amable lector tiene experiencia en estos bretes, nos vendría fenomenal que nos dejase un comentario. Como podéis ver, aunque le ponemos muchas ganas, estamos un poco verdes en horticultura. En cualquier caso, os tendremos al tanto de las novedades que se cuezan en el huerto molinero :).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.