Recién aterrizado

No llevamos un trimestre en el Molino y aquí estamos, en la sala de máquinas.  Este es el lugar donde confluyen los deseos y peticiones de los molineros, donde las frases y palabras se convierten en filas de una tabla, donde se aplican reglas a aquello que parece que no las tiene, donde se transforman en dinámicos aquellos bocetos iniciales dibujados a mano alzada, donde una sugerencia se convierte en XML, donde una necesidad es aplicación, básicamente, donde las Ideas del Molino comienzan a tomar vida…

Organizando el trabajo en el Molino

Organizando el trabajo en el Molino

Es apasionante desde el primer día. Un momento de silencio, un comentario en alto, una lluvia de ideas, una herramienta, un producto y la máquina se pone en marcha.

Y para eso estamos aquí, para regular esta máquina del Molino, para que no se sobrecaliente, para que no se atasque, para que fluya correctamente y no se quede nada en el camino. Para que aquello que se pensó y se habló se convierta en algo tangible, tan tangible como son las palabras y las cosas en la red.

Desde este humilde espacio os intentaremos contar todo este proceso, qué estamos haciendo, cómo lo estamos haciendo y en qué estado nos encontramos, para que forméis parte de alguna manera del proceso creativo del Molino.

 

2 ideas sobre “Recién aterrizado

  1. lIlI says:

    Indiscutiblemente, en este lugar se respira magia y arte, hasta en el rincón más técnico ¿Quien dijo que no podían ir de la mano?
    Ese es el espíritu, ¡Bravo Valentín!

  2. Inma says:

    Muy chula esa sala de máquinas. Seguro que nunca tuvo tan buen maquinista 😉

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *