¿Machismo en la lengua? ¿Cómo se colocan los hombres y las mujeres?

El debate sobre si la lengua es machista o no, sobre si modificarla de manera consciente ayudará a erradicar ese machismo o si eso es construir tejados sin paredes está ahí y ahí estará por mucho tiempo. Los temas más tratados en este aspecto es la morfología léxica o la sintaxis: el masculino neutro, la creación de formas exclusivamente femeninas (miembra, lideresa), la preferencia sintáctica del masculino…

Como en el Molino seguimos trabajando con colocaciones, veamos qué pasa si hacemos una búsqueda sobre qué palabras aparecen con más frecuencia cerca de las palabras mujer y hombre. Las búsquedas se harán en el Corpus de Mark Davies, buscando los lemas, con una distancia de solo 2 palabras y solamente el siglo XX. Los resultados:

[hombre]: mujeres, aquel, negocios, moderno, joven, pobre, armados, confianza, eres, inteligente, culto, sentado, honrado, neandertal, gordo, honesto, maduro, vestidos

[mujer]:  hombres, niños, aquella, joven, hermosa, desnuda, marido, cocaleras, casada, trabaja, bella, gorda, madura, trabajan, hermosas, cubanas, ancianos, contestó, vestidas

Si la búsqueda la hacemos entre los siglos XV y XIX los resultados son infinitamente más llamativos:

[hombre]: mujeres, ricos, honrado, gentil, cincuenta, gentiles, altos, mugeres, mill, sabios, doctos, armados, .000, quinientos, doscientos, honrados, cuerdo, valientes, virtuoso, cuatrocientos, trescientos, docto, bonos, significan, millares, ningún, miles, eminentes, virtuosos, cuerdos

[mujer]: hijos, esa, niños, hermosa, marido, casada, hijas, honrada, leche, legítima, muchachos, malas, hermosas, reyna, amada, viejos, casadas, asu, flaca, preñada, desdichada, querida, preñadas, honesta, casta, vestida, fea, honradas, fermosa, enamorada, española, santas, virtuosa, celosa

Todo esto me recuerda mucho a las doce clases sociales de Villena. Como vemos los hombres son vistos con cualidades buenas y, por otro lado, como soldados (cuatrocientos hombres, mil hombres…). Las mujeres son vistas según su belleza o como elemento de la familia (con sus relaciones con sus maridos o sus hijos).

Si aparecen estos resultados no es porque el español sea intrínsecamente machista, sino porque muchos textos que se han escrito con el idioma son machistas porque mucha gente es machista. Modificar el lenguaje creyendo que así modificamos la realidad nos llevaría a tener que prohibir escribir mujer e hijos en la misma frase.

Y nosotros, como lexicógrafos y lingüistas, ¿qué debemos hacer? Sabemos que nuestro deber es observar, describir y explicar la lengua. Pero cuando debemos guardar las colocaciones de las palabras hombre y mujer ¿guardamos en nuestras bases de datos que el lema gordo/a se utiliza con más frecuencia con mujer que con hombre? ¿Decimos que las palabras niño y mujer tienen una relación muy estrecha? ¿Que desnudarse tiene más que ver con las mujeres que con los hombres?

Una idea sobre “¿Machismo en la lengua? ¿Cómo se colocan los hombres y las mujeres?

  1. Bianka Hajdu dice:

    Me resulta muy interesante observar las palabras a través de las colocaciones porque da, literalmente, el contexto. Me parece todo un descubrimiento de repente, que tiene mucho sentido.

    Tus últimas preguntas me imagino que son retóricas 🙂 Pero es curioso cuánto ha cambiado el contexto entre los dos períodos para los que hiciste la consulta. Si la lengua ha demostrado ser una herramienta tan buena para reflejar el mundo con todos sus cambios, quizá no es recomendable torturarlo con ingenierías sociales aunque sí emplearla más para que siga cumpliendo su función ¿no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.