Genial idea para explicar la acentuación de diptongos e hiatos por @ctricio

Ayer, mi amigo Christian contaba en Twitter su experiencia en la clase de lengua explicando el tema de diptongos e hiatos en plan cómic, y cómo, a veces, el abandonar la nomenclatura filológica/lingüística hacía más comprensibles a los alumnos la teoría.

Entiendo que es fundamental manejar la terminología de cualquier rama del saber, ya que es el mejor modo de comunicarse, pero a veces intentamos meter tantas cosas a la vez en la cabeza de loa aprendientes que les armamos un lío. Una vez aprendido el concepto, suele ser sencillo enseñar el nombre del mismo.

Ahí queda la cómic-tuit explicación de Christian, hecha a vuelapluma.

 

Chema le ha puesto imágenes y ha creado una presentación que te puedes descargar aquí. ¡Gracias, Chema!

37 ideas sobre “Genial idea para explicar la acentuación de diptongos e hiatos por @ctricio

  1. Maggie dice:

    Muy buena idea, fue bastante divertido leerlo. Definitivamente hay que tener creatividad.

    • Ana Municio dice:

      Yo también lo explico así, me encantaría ver el cómic y poder usarlo.
      Yo le llamo la teoría de las Marías! y pongo el ejemplo de las luchas de poder en el patio ente las chicas! que son muy guerreras. Se parten de risa, y lo entienden a la primera!

  2. Gramm dice:

    Es una buena idea. Aunque siempre hay que tomar la medida a todas estas «ayudas», porque la abstracción es una parte importante del desarrollo intelectual. De esta forma se elimina completamente el esfuerzo del alumno, lo ideal sería encontrar un punto intermedio.

    No se ofenda, pero estaría bien también explicar el uso y abuso de las comas 😉 por ejemplo, aquí sobran dos, sobre todo esa que separa el sujeto del predicado:
    Ayer, mi amigo Christian, contaba […]

    En este otro caso la primera no es correcta porque tenemos el nexo coordinado copulativo «y», las siguientes comas las omitiría aunque fuera por razones estilísticas y de fluidez:
    […] en plan comic, y como, a veces, el abandonar […]

    En cualquier caso, cómic lleva tilde. Aprendiente es un adjetivo. Tiene una errata en «loa» cuando quiere decir «los». Castellanizar «tweet» como «tuit» puede seguir las recomendaciones de la RAE, pero yo estoy en contra de ello porque no es más que una vulgarización de un término foráneo y la realidad es que aún no se encuentra en el diccionario.

    Me he permitido escribir esto no como ataque, sino como ayuda para mejorar debido a la temática del blog. Saludos cordiales.

    • Gloria Gil dice:

      Gracias por tus impresiones, Gramm.

      Nos gusta pensar que, para aprender, cualquier recurso es válido si es útil. La abstracción, por supuesto, viene después. No por ser algo más costoso de entender o requerir más esfuerzo, es más valioso. En educación, los «trucos» para aprender son muy antiguos. Así, ya Platón hacía diálogos para hacer más didácticas sus enseñanzas. Así pues, bienvenidos sean todos los métodos que ayuden a la comprensión. Pero, claro está, en el medio está la virtud.

  3. Amcorel dice:

    Usar los términos: vocales «débiles» y «fuertes» siempre me ha confundido. No conseguía memorizarlo ya que carecía de una relación lógica (como tantos otros conceptos). Del mismo modo, creo que no conseguiría entender aplicar esta metáfora a las reglas de acentuación, porque son conceptos diferentes. Y me explico: creo le daría vueltas a la historia hasta lograr entenderla. Y las reglas se me escaparían. Pero esas son mis limitaciones, tan sólo lo comparto. Sin embargo… las vocales abiertas se pronuncian con la boca más abierta y las cerradas requieren juntar más los labios. Así conseguí entenderlo de mayor, cuando lo necesité debido a mi afición para escribir relatos. Las vocales abiertas para mí son un bostezo: «Aaaa-eeee-oooo» Y las cerradas un estornudo: ¡I-úh! Sabiendo esto, dos vocales abiertas forman un hiato. Dos cerradas un diptongo. Un diptongo también se forma con una abierta y otra cerrada. Pero cuando la cerrada se acentúa se convierte en hiato y forma dos sílabas. Dicho de otro modo, el diptongo siempre forma una sílaba, excepto que el acento recaiga en la cerrada. Los monosílavos nunca se tildan excepto que lleven dos sílabas juntas y al acentuarse en la otra adquiera un nuevo significado. «Lió» se tilda porque hay un «lío» (y eso a pesar de que se trata de un diptongo). En cambio «dio» no se tilda, porque es diptongo, por tanto monosílabo… ¡Y no hay un «dío» con significado en nuestra lengua).
    Mi lección tendría tres niveles de dificultad. Y a los alumnos siempre les haría en clase diaria preguntas de este tipo: ¿Por qué se tilda el «mí» posesivo, en cambio «vi» del verbo ver no? ¿Por qué «aéreo» lleva tilde…, y por qué «peonza» no? ¿Y por qué «aúllan»?… «Ríanse», pero no me «mientan». Porque las cosas dichas adquieren un porqué especial, vete tú a saber por qué.

    • Gloria Gil dice:

      Ciertamente, la terminología «fuerte» y «débil» no es necesariamente transparente. Aunque, como bien dices, depende de las intuiciones de cada uno. «Abierto» y «cerrado» sí que parece más obvio por lo que comentas: los labios se abren y se cierran, aunque la E y la I casi tienen la misma abertura. En todo caso, tu «truco» también es muy interesante y podría ser útil en una clase. Gracias por compartirlo.

      • Amcorel dice:

        Gracias, Gloria Gil, por tu comentario, y al blog molinodeideas. Creo que las cosas pueden ser más sencillas. Sin ir más lejos, si el vocabulario se recitase así: a, e, o, i, u, sería para todos más fácil diferenciar entre las abiertas y las cerradas, lección básica para aplicar las reglas de acentuación.

        Debo añadir, para terminar «la clase» de ayer, que tanto los diptongos como los hiatos siguen las normas generales de acentuación (agudas, llanas y esdrújulas). Salvo que un diptongo se haya pasado a hiato: Una vocal cerrada tónica… siempre, siempre se salta las normas, ¡si va unida a una vocal abierta! No te parezca «increíble»… Hay palabras llanas que terminan en vocal y deben tildarse. ¿Te parece una «ruina»? (Palabra llana en hiato que no se tilda, porque la «i» va con otra vocal cerrada). Son así las reglas.

        • Visitante dice:

          Amcorel, “lió” no debe llevar tilde según el desarrollo de las normas de acentuación que defiende actualmente la RAE (en su última ortografía). Y la razón es la misma de los demás casos: al no ir el acento en la vocal cerrada, la secuencia forma un diptongo, lo que da lugar a un monosílabo (que no llevan tilde). Y da igual que exista la variante con acento en la cerrada: es otra palabra, y esa sí se acentúa (“lío”). Si fuera cierta tu explicación, “guio” sí debería llevar tilde por existir la palabra “guío”, pero “guion”, en cambio, no debería llevarla porque no existe “guíon” (según la norma actual, ni “guio” ni “guion” deben llevar tilde).
          Por otra parte, otra secuencia lógica para las vocales, incluso más que la propuesta, sería la que recorre el órgano articulatorio de adelante hacia atrás: i e a o u. Las vocales cerradas se quedarían en los extremos, y podrían visualizarse, a la hora de pronunciarlas en cadena, que realmente son las de realización más cerrada.

  4. Chema dice:

    Me ha gustado mucho. Me he tomado cierta licencia y he hecho esta presentación.

    https://drive.google.com/file/d/0B4v70e8IFS3gQ2trT1RuazdUQ00/edit?usp=sharing

  5. Mónica dice:

    Genial la idea del cómic. Por si a alguien le sirve para que se acuerden de que vocales son las fuertes o abiertas yo les digo a mis alumnos que son las que tienen un círculo: a, e, o. Las que no: i,u son débiles o cerradas. No sé si me he explicado bien.

  6. ceip bartolome dice:

    Muy divertido. Genial idea

  7. Gerardo dice:

    Felicidades: siempre se agradece un recurso didáctico original y útil al mismo tiempo. Nada más quisiera agregar que al tiempo en que se pasan las diapositivas hay que ir presentando ejemplos concretos anotandolos en la pizarra.

  8. DesEquiLIBROS dice:

    Solo un matiz: ¿no debería ser diptongos Y hiatos?.

    Ya sé que suena raro, pero creo que sería lo correcto según al RAE:

    «Cuando la palabra a la que precede la conjunción y comienza por el sonido [i], la conjunción y se sustituye por la variante e. Ejemplo: plazas e iglesias, padres e hijos, proyectó e hizo, aguja e hilo; los oratorios «Gioas» e «Il Giuseppe riconosciuto».

    Si la palabra que sigue empieza por el sonido [i] como elemento de un diptongo, se mantiene la forma y. Ejemplo: aguas y hielo, plomo y hierro».

    Salud

  9. Miguel dice:

    Discrepo. Didácticamente puede ser genial pero no comparto estas historias de dominación entre vocales (que no son ciertas y por lo tanto dan por sentado que hay que simplificar lo complejo a loa chavales, lo cual tampoco comparto…) así como que se trate de vocales fuertes y débiles. Véase que esto es incorrecto. No existen las vocales fuertes y débiles salvo si hablamos de acento y vocal y sílaba tónica (ya que la sílaba es tónica o átona porque la vocal lo es) sino vocales abiertas (a, e, o) y cerradas (i, u). Por lo tanto, la receta didáctica, el truco o cuento, no parte de algo cierto (falacia que se da en la premisa) al no existir vocales fuertes o débiles. Lamento ser en este caso la mosca cojonera pero no me parece adecuado y menos, como decía al principio, si para explicarlo hay que establecer un grupo de vocales «buenas» y «malas» pues nos metemos ya en el campo de la ética para explicar algo intrínsecamente lingüístico. Pero debo decir, que el algoritmo está bien elaborado y puede servir como truco… Mis felicitaciones al algoritmo en modo cuento pero mi desacuerdo por todo lo que expongo…

    • Gloria Gil dice:

      Gracias por compartir con nosotros.

      La denominación «fuerte» y «débil» aparece en los manuales de fonética y fonología de Navarro Tomás y Quilis. Siguiendo a los dos lingüístas, en los manuales escolares aparecen ambas denominaciones (fuerte/abierta, débil/cerrada) Esto no tiene que ver con dónde recae el acento en la pronunciación, sino con sus propiedades para ser núcleo silábico (las fuertes solo pueden serlo, mientras que las débiles pueden serlo o no) Ciertamente, los término «fuerte» y «débil» no sean los más afortunados, ya que resultan confusos. Como suele ocurrir en todas las ciencias, especialmente la lingüística, muchos términos conviven refiriéndose a conceptos parecidos, pero no iguales. En todo caso, puesto que está extendido entre la sociedad, los lingüístas, los docentes y los alumnos, tomamos esta terminología. El mismo cuento podría cambiarse para que en lugar de ser vocales fuertes y débiles fueran abiertas y cerradas y tendría el mismo valor.

      En cuanto a darle un valor moral a las letras, imagino que el autor solo quería seguir la estructura de los cuentos tradicionales, con antagonistas y personajes maniqueos. No es más que una personificación que acerca a un plano más real una pura abstracción. De igual manera, podríamos narrar la historia, en lugar de con mAtOnEs que hacen hUIr, con clAmOrEs que hacen flUIr (por ejemplo)

  10. Miguel dice:

    La estrategia que yo uso se basa en palabras que contengan el mismo grupo de vocales desde un punto de vista fonético (mediante el sonido primero y no a partir de la regla ortográfica de comienzo). Me explico. En (búho) se tilda la «u» para provocar dos sílabas, puesto que de forma natural se unen haciendo como una ligadura— diptongo—fonéticamente una se cuela o resbala ras la otra— claro, esto no lo explico así sino con ejemplos de pronunciación en clase, pronunciando palabras que llevan tilde como si no la llevaran). Cuando esto se ha comprendido o se maneja más o menos introduzco la tilde como regla y cerradas y abiertas y todo eso y hay que seguir ejemplificando con fonemas, con sonidos, con lectura— al final funciona…)

    • Gloria Gil dice:

      Muy interesante. Curiosamente, con la palabra «búho» los alumnos se confunden mucho porque les cuesta separar la fonética de la grafía y, al tener una H intercalada, no ven que pueda haber hiato por la unión de vocal débil tónica y fuerte, sino porque son dos vocales separadas por la H.

  11. DesEquiLIBROS dice:

    ¿No sería más correcto «diptongos y hiatos»?

    La RAE así me explicó una duda similar:

    «Cuando la palabra a la que precede la conjunción y comienza por el sonido [i], la conjunción y se sustituye por la variante e. Ejemplo: plazas e iglesias, padres e hijos, proyectó e hizo, aguja e hilo; los oratorios «Gioas» e «Il Giuseppe riconosciuto».

    Si la palabra que sigue empieza por el sonido [i] como elemento de un diptongo, se mantiene la forma y. Ejemplo: aguas y hielo, plomo y hierro»

    • Gloria Gil dice:

      Así es. ¡Muchas gracias por la corrección!

    • Miguel dice:

      Esto que dices es muy interesante… Pero ¿no te produce cacofonía diptongo y hiato??? Yo no sé exactamente qué es lo que la RAE dice al respecto pues a lo mejor no sea lo mismo que en aguas y hielo aunque mirando hasta la acentuación de las palabras no se puede extraer que no sea como dices… mmmmm…. lo único que digo es que esto de intercambiar la conjunción e incluso la inviolable regla de concordancia (el agua tibia en vez de la agua tibia… el aula hermosa e lugar de la aula hermosa) yo lo entiendo como un recurso de la lengua castellana para evitar un problema de fonética cacofónica (evitar alargamiento de la misma vocal) aunque ya no estoy seguro con el ejemplo que pones… Es lo que tiene la lingüística, que es apasionante… (y aprende y se mejora con el tiempo…)

  12. Mariadoagui dice:

    Buena idea. Yo lo explico como me lo enseñó un buen maestro que tuve de compañero , con soldados fuertes y débiles… Y funciona.

  13. Marco dice:

    Estudo divertido. Gracias por el aporte.

  14. Jesús Zavala dice:

    No soy ningún especialista, pero las palabras que empiezan con diptongo, a su vez iniciado con «i», forman una semiconsonante; es decir, la pronunciación no es como una vocal pura, sino más como una consonante, de ahí que pueda escribirse y pronunciarse sin problema «enfermedades infecciosas y iatrogénicas», «agua y hielo», «diptongos y hiatos», pues realmente no se duplica el sonido /i/ (compruébenlo leyendo los ejemplos en voz alta, es como si estuviéramos leyendo «yatrogénicas», «yelo», «yatos»). Cuando en estas situaciones se opta por cambiar la «y» por «e», se cae en el terreno de la ultracorrección.

    Saludos.

  15. Ali dice:

    Genial! ya no se me olvida 🙂

  16. jacqueline castro dice:

    me encantó la manera de enseñar tan fácil, ya que los estudiantes son auditivos, visuales y kinestésicos. Por lo tanto se debe aprovechar todos los recursos.

  17. Luigi Battistolo dice:

    No se dice «e hiatos», se dice «y hiatos». No aplica la «e» porque la fuerza de voz del diptongo recae en la «a»…

  18. Mercedes dice:

    ¡Me encanta! Muchas gracias por la buena idea, con tu permiso lo tomo prestado 🙂

  19. uxia dice:

    superchulo,muy buna forma de esplicarlo

  20. Ainhoa dice:

    ¡Muchas gracias por compartir tan buena idea! Personalmente prefiero que mis alumnos sepan tildar palabras con diptongos e hiatos, a que se desgasten para comprender a duras penas la teoría y la olviden en poco tiempo. Hay otros conceptos abstractos que sí que merecen el esfuerzo; no creo que las normas ortográficas sean uno de ellos. Diciendo esto no quisiera ofender a nadie, sino recordar que la ortografía es una serie de normas arbitrarias que pueden cambiar, y así lo hacen, con el tiempo. Su enseñanza es esencial, pero opino que es mejor medirla en resultados, no en conocer las reglas.
    Por cierto, sobre las dudas en el uso de la conjunción copulativa, esto es lo que nos dice el Panhispánico:
    2. Hay palabras, como hiato o ion, que pueden articularse con hiato ([i – á – to], [i – ón]) o con diptongo ([yá – to], [yón]). De ahí que sea válido el uso de e (si se articulan con hiato) o de y (si se articulan con diptongo) delante de estas voces: diptongo e hiato o diptongo y hiato; moléculas e iones o moléculas y iones.

    ¡Gracias de nuevo y saludos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.