En el diccionario de la RAE se han comido la definición de comido.

La verdad es que uno tiene mil cosas que hacer, pero cuando se encuentra estas pequeñas perlas del diccionario de la Real Academia Española no puede dejarlas pasar. La cosa resulta tan cómica que ni siquiera se trata de hacer una profunda reflexión lexicográfica, sino verlas, sonreirse y pensar si vamos a mejor o a peor.

Casi cualquier hablante de español sabe lo que quiere decir la palabra comido o al menos conoce su significado a partir de la palabra comer, pero si por casualidad se le ocurre buscar su significado en el DRAE se encontrará que la primera acepción es “1. adj. Que ha comido.” Literal. Es el monumento a la definición circular o a la máquina de hacer definiciones de participios.

Aparece el logo de artículo enmendado y pulsamos para ver cómo se modificará la entrada en el futuro. Nos encontramos:

Impasible, y mantenido para la próxima edición. Tampoco tiene desperdicio la definición de ‘comido por servido’, que sobrevivirá a la siguiente edición: “Expresión usada para dar a entender el corto producto de un oficio o empleo”. Irrepetible y difícil de comprender. Menos mal que siempre podemos recurrir a nuestro ‘Refranario’ para saber el significado de este refrán.

Se puede entender que queden definiciones sin revisar desde hace años y sin la calidad suficiente, pero quizá si se revisa algo, sería más práctico actualizar y mejorar el contenido.

La enmienda tiene que ver con la separación de la entrada comido,da [participio] y comida [sustantivo], que en la versión actual estaban juntas y en la próxima estarán separadas.

Ahora tenemos:

Y en la nueva versión tendremos:

Y esta:

En este caso me siento más solidario con la Academia. Es difícil determinar si en las entradas de un diccionario debemos poner juntas las acepciones de una palabra como adjetivo y como sustantivo. Parece algo banal, pero es una decisión fundamental, ya que como sustantivo la versión masculina de una palabra puede significar algo totalmente diferente de la versión femenina. Así bajo puede ser un piso a nivel de calle y baja puede referirse a no ir a trabajar por enfermedad. Sin embargo como adjetivo, bajo y baja significan lo mismo.

Esta decisión aparentemente trivial origina que haya que pensar qué entradas proponemos al usuario ante una búsqueda en el diccionario. En el caso de los participios la cosa se complica. Para la entrada comido podríamos remitir a:

  • El verbo comer
  • El participio comido [A veces los participios se han terminado en convertir en adjetivos y otras no]
  • El adjetivo comido

Para la entrada comida podríamos remitir a:

  • El verbo comer
  • El participio comido, da [A veces los participios se han terminado en convertir en adjetivos y otras no]
  • El adjetivo comido, da
  • El sustantivo comido

Y eso parece que nos chirría.

El caso de la RAE queda resuelto así:

Si buscas comido, propone que elijas entre:

Si buscas comida, la propuesta está entre:

¿No os resulta un poco raro? Es hacia dónde va dirigiendo los cambios la Academia, y parece algo sensato, pero también lleva a separar los significados de una palabra como adjetivo y sustantivo, y a veces es muy difícil diferenciarlos. Por ejemplo, pensad en conductor, ¿podéis separar los significados como sustantivo y como adjetivo? En “el conductor se saltó el semáforo” y en “el hilo conductor de la novela fue el viaje”, ¿percibís que la palabra conductor debería tener dos entradas en el diccionario, una como adjetivo y otro como sustantivo?

Pues este es el tipo de preguntas que te haces cuando creas un diccionario, y lo más importante es ser coherente y simple. Fácil decirlo pero no tan fácil hacerlo.

 

6 ideas sobre “En el diccionario de la RAE se han comido la definición de comido.

  1. Ya había escrito mi respuesta a esta entrada y quedó borrada porque no escribí mi correo. Un poco frustrante…

    Resumo un poco lo que había puesto, aunque la discusión está en el punto 4:

    1) Estoy de acuerdo con cosas como la absurda definición del refrán ‘lo comido por lo servido’ que ofrece el DRAE. A propósito, gracias por el enlace a la página de refranes. Excelente.
    2) Creo que la cuestión de destinar una entrada para cada función gramatical es discutible. No sé si con ‘conductor’ valga la pena, pero sí vale la pena en casos como ‘emparedado’. En ese punto, la discusión estaría abierta y en lo que sigue voy a defender la pertinencia de distinguir el adjetivo del participio pretérito.
    3) Me parece que la definición de ‘comido, da’ sí es circular porque presupone el conocimiento del verbo ‘comer’. Esto no es necesariamente malo, pues pueden existir términos ‘axiomáticos’ cuyo conocimiento por parte del lector se presuponen (la pregunta sería cómo establecer estos términos y el artículo que enlazan en su twitter es diciente al respecto http://www.datanalytics.com/blog/2012/03/13/las-palabras-esenciales-del-diccionario/)
    4) Así como no es necesariamente mala una definición circular, tampoco es trivial. En el caso de ‘comido, da’ se ve claramente. Creo que este es un caso en donde el adjetivo que resulta del participio puede tomar una definición diferente (casi opuesta) de la del participio mismo. ‘Comido’ es el que ha comido, no el que es comido, como usualmente ocurre. Por ejemplo, hay un refrán que usamos en Colombia para referir un acto de mala educación: “Indio comido, indio ido” (algo así como el que se va apenas come). En este caso, “indio comido” no es el indio que ha sido comido (paciente) sino el que ha comido (agente). Véase la diferencia si cambiamos la expresión, por ejemplo, a “indio amado”. En este último caso, es claro que el sujeto es el paciente de la acción y no hay mención alguna del agente, ni lugar a la ambigüedad. Creo que esta característica especial del adjetivo ‘comido, da’ tiene que mencionarse explícitamente y no es trivial que se haga esto en el DRAE. Con esto también se puede defender una entrada aparte para el adjetivo ‘comido, da’ que tiene la particularidad de funcionar como agente y no como paciente.

    Creo que valdría la pena examinar el caso más en detalle. Al principio creí que era más sencillo, pero terminé haciendo un tratado completo al redactar la respuesta.

    Un saludo.

    • Gracias David, por el comentario. Muy acertado.
      Ya ves que es fácil criticar y no tanto encontrar una filosofía o un ideario al que remitirse cuando se elabora un diccionario. Creo que el diccionario de la RAE al estar hecho en capas durante muchos años resulta incoherente en algunos aspectos. En ese sentido es muy interesante la reflexión que hace María Moliner en la primera edición de su diccionario [En las siguientes ha sido prácticamente eliminado] en la que expone, su filosofía y las razones que le han llevado a realizar su diccionario.
      Te lo recomiendo: http://www.mariamoliner.com/presentacion_4a.pdf

      Un saludo

      Eduardo

  2. Dodo dice:

    El DLE no incluye tiempos verbales. Si buscas “comía”, “comerá”, etc. te lleva al verbo en sí, pero no incluye una entrada específica para cada forma verbal. Un ejemplo es “mecido”, que lleva a “mecer”.

    Ahora bien, los participios de muchos verbos comunes funcionan también como adjetivo. Y éstos si tienen un entrada específica. Mira “asustado/a”, “amado/a”, “descubierto/a”, “bebido/a”, etc. Quizá sea un criterio extraño, pero no parece que haya un error en “bebido”.

    Mis dos céntimos. 🙂

    • Gracias por el comentario. Quizá no he sido capaz de explicarlo bien.

      El tema de bebido me sorprende por la definición; bebido, que ha bebido, comido, que ha comido, pues aporta poco al lector.

      En cuanto a los participios somos de tu opinión. De hecho en el lematizador http://www.lematizador.com hemos creado una categoría de palabra que es participio, y lo diferenciamos de verbo y de adjetivo, por ese mundo en el que vive.

      Así que gracias y te mando los dos céntimos.

      Eduardo

  3. nico dice:

    esta definicion es una mierda

  4. nico dice:

    esta definicion es una mierda con perrdon

Deja un comentario