El origen de Macintosh

A raíz de la muerte de Steve Jobs, se suceden  los lamentos de su legión de adeptos y se repite la frase «Hay tres manzanas que cambiaron el mundo: la de Eva, la de Newton y la de Steve Jobs». El tiempo dirá si la muletilla se la llevará el viento o (¿por qué no?)  si acabará lexicalizando y haciéndose un hueco en los diccionarios futuros.

McIntosh

Bite that apple

Una curiosidad etimológica poco conocida es que la relación de Apple con las manzanas va más allá del nombre de la empresa. El nombre de uno de los productos estrella de la casa, el Macintosh (a.k.a Mac), no es casual.  La palabra Macintosh deriva de McIntosh, un tipo de manzana de la costa Este americana. La manzana fue bautizada con el nombre de su descubridor, un granjero canadiense de origen escocés John McIntosh que vivió allá por el siglo XVIII.

Sin embargo, Apple tuvo que modificar la grafía McIntosh por motivos legales (ya existía una empresa de audio con ese nombre), y de ahí se llegó a la grafía actual Macintosh.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.