El origen de la palabra candidato

Con la resaca de la jornada electoral encima y aún inmersos en la acampada popular, hoy os traemos una palabra que viene al pelo. ¿Sabéis de dónde viene la palabra candidato?

Imagen de Diccionario Asterix

La palabra candidato viene del latín candidatum, participio del verbo latino candidare, que significa «blanquear». Candidato era, literalmente, el que iba de blanco, porque así vestían los que se postulaban a un cargo político en la Antigua Roma.

En latín se distinguían dos matices de blanco distintos: el blanco mate era albus (del que derivan alba, albor o alborada), mientras que la palabra candidus se refería al blanco brillante. De hecho, muchos de los derivados de candidus tienen que ver con objetos luminosos, como son candela, candelero o candelabro. 

Otros derivados han adquirido significados más metafóricos que les apartan de su significado original ¿Quién diría viendo la definición de la palabra cándido que es prima de candidato? La etimología hace extraños compañeros de cama, y aunque el candidato se vista de blanco…..

3 ideas sobre “El origen de la palabra candidato

  1. Lo de blanquear – blanco – candidez me recuerda a cierto ministro de fomento… verdaderamente hay que hacer algún cambio en la denominación de los «candidatos» 🙂

  2. jose eduardo dice:

    esto no sive jajajaja

  3. PEDRO VILLANUEVA dice:

    Candidato es todo verdadero amante, ama a los ricos por su dinero y a los pobres por los votos, pero al ganar solo sigue amando a los ricos, porque es un buen cristiano, y cumple con la palabra de Jesús, cuando dijo no se puede amar o atender a dos señores porque amará a uno y aborrecerá al otro

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.